miércoles, 6 de mayo de 2009

Recuerdos

Hay días en que los fantasmas vuelven a acosarme.
Ya no los distingo claramente,
pero aún les temo.
Hay veces en que la ventana del pasado
se empaña con las lluvias pasajeras de la época.
Por eso me gusta la lluvia
porque empaña las miradas,
las oculta.
Ya no están esas miradas,
por lo menos ya no son las mismas.
A veces me entristece saberlo,
a veces simplemente me alegro.

Hay noches en que los fantasmas se vuelven insoportables
y uno quisiera gritarles, ahogarlos, perderlos,
mentarles la madre,
correrlos, sacarlos, beberlos de nuevo
en un sepelio de cantina,
enterrarlos entre las cenizas,
entre las colillas del cigarro.
Luego renacen de su tumba
y ascienden en el humo
y vuelven a acosarme,
me asechan, me vigilan,
los veo y los respiro
y nunca dejan de rondarme.

4 comentarios:

  1. Me dices que tu ya no me quieres que el mundo y los placeres te importan mas que yo... le pedi que se quedara que de mi no se alejara, le rogue que no se fuera pero siempre se marcho, sin motivo, ni razones, ni mediar explicasiones, me dijo que ya era tarde para hablar de nuestro amor, ni siquiera por despecho o por simple cortesia un adios que le pedia hasta eso me nego y me miro con desprecio reprochandome de necia, enseguida se marcho, a pesar de que sabia que sin el me moriria, el amor que antes le daba esta vez no le importo... corazon porque te fuiste?... le pedi que se quedara pero siempre se marchooow¡¡ Ajajay¡ Que seria de aquellos si nosotros no los recordaramos, serian simplemente NADA¡¡ a mis espinitas que no se salen pero se pudren en mi corazoncito :( este escrito esta muy nostalgico, yo no les llamo fantasmas les llamo espinitas.Donde estas dulce verdad, yo por ti disfrute de la vida y de la felicidad, la existencia sin tu amor es un triste padecer yo quisiera volver a tenerte juntito con mi querer... atte:Comantli

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la imagen de la lluvia y los fantasmas, los alejamos y al mismo tiempo que nos queda sino "beberlos de nuevo".

    ResponderEliminar